Alimentos congelados

Algunas de las ventajas de comprar alimentos congelados:

Seguridad e higiene

Las bajas temperaturas eliminan a muchos microorganismos y bacterias, a la vez que hace la degradación del producto más lenta.

Previene la contaminación por anisakis.

Frescura

Manteniendo la cadena de frío correctamente permite que las cualidades organolépticas (sabor, olor, textura y color) del producto no se alteren.

Valor nutritivo

En la actualidad, se utilizan técnicas de congelación que garantizan un 100% del contenido nutricional.

Economía

La compra de alimentos congelados genera menor costo al consumidor final, su precio puede representar, en algunas categorías, un ahorro de entre un 40 y un 60% respecto a los alimentos frescos.

Accesible

Se puede disponer de estos alimentos durante todo el año, sin importar los meses de temporada.

Comodidad y practicidad

Los alimentos que compras congelados son fáciles de almacenar y vienen preparados para ser cocinados directamente sin que se tengan que lavar o limpiar.